Alfred García aterriza en Marte y nos descubre su mundo interior al son de 'Wonder'

Hace seis meses que Alfred despegó 'De La Tierra Hasta Marte' y, tras un largo e intenso viaje espacial, nos ha querido mostrar su metafórica experiencia en el planeta rojo a través del recién estrenado videoclip de su segundo single, 'Wonder'.

El catalán ya nos dejó con un gran sabor de boca allá por diciembre cuando publicó su álbum debut '1016'. Desde entonces no ha parado de girar por las salas de toda la geografía española conquistando al público de cada ciudad.

Seis meses después, Alfred ha sabido conquistarnos de nuevo, pero esta vez de la mano de 'Wonder', que ya apuntaba alto desde la primera escucha. Una canción exquisita que destaca entre el resto de las composiciones que construyen '1016', tanto por su delicadeza, como por su sonido más experimental. Además, la colaboración con Pavvla aporta calidez y redondez al tema.

Por su parte, el videoclip es una obra en sí mismo. Más allá de ser un componente promocional que acompaña a la canción, es una pieza que cuenta con una gran carga creativa, con la que 'Wonder' se complementa a la perfección. Además, está grabado en 5k, con resolución cinematográfica, logrando un resultado impecable a nivel audiovisual.

Así, el videoclip, lleno de simbolismos y metáforas, busca ser una puerta hacia el mundo interior de Alfred García. En él encontramos referencias al constante juicio y exposición mediática que acarrea la fama a través de la icónica escena en la que se ve a sí mismo crucificado.

Pero sus miedos van más allá de lo que acecha en el mundo exterior; y a lo largo del vídeo podemos observar como se enfrenta a sus propias metas, a su yo más exigente y al temido encasillamiento musical.

Es entonces cuando aparece Pavvla en una escena con una estética muy ochentera, caracterizada con un estilo galáctico al estilo de Star Wars para rescatarlo en una especie de "Delorean", llevándolo hacia lo que parece que será el tercer y último capítulo de este viaje estelar, que por lo que ha dejado caer el catalán, llegará en otoño.

Alfred García nos ha demostrado una vez más que cuando las cosas se hacen con calma, pasión y cariño, el resultado es más que exquisito.

A %d blogueros les gusta esto: