El Vecino, una de las series españolas con mejor BSO de los últimos años

El Vecino vio la luz el 31 de diciembre de la mano de Netflix, y bien podríamos decir que es la producción española de un Deadpool de barrio, que en vez de estar preocupado por archienemigos y problemas de superhéroes, enfoca su vida a los problemas cotidianos que son el amor, el trabajo o la economía.

Una serie de sarcasmo y humor, que introduce algunas reclamas sociales de una manera sutil, pasando el filtro del Netflix español, como es la crítica hacia las plataformas como Glovo y su situación precaria, o el evidente y contundente desacuerdo hacia el auge de las casas de apuestas que han destrozado los barrios y a la clase obrera.

Sin escapar de la temática de ciencia-ficción, que tiene como protagonista a Javier (Quim Gutiérrez), quien descubre ser el elegido para llevar la carga de superpoderes y que intenta lidiar, con el desastre que es su vida, de la que también son protagonistas su ex Lola (Clara Lago), el opositor a juez José Ramón (Adrián Pino), o la sarcástica vecina Julia (Catalina Sopelana).

Todo esto con el hilo conductor que es la música y una BSO muy nacional, hacen de El Vecino un plan de viernes noche perfecto. "Milagro" de Ruido Paraíso y La Bien Querida, "Mi fábrica de baile" de Joe Crepúsculo, "Gente de mierda", de Putochinomaricón o "Disfraz de tigre" de Hidrogenesse son algunas del sinfín de canciones que ponen sonido a la loca aventura del superhéroe "Titán".

Desde el indie más castizo de Zahara, hasta la electrónica de Mucho o Delaporte y el rock de Berri Txarrak pasando por el dancehall de Bad Gyal, las canciones que aparecen, hacen de El Vecino una de las series españolas con mejor BSO de los últimos años.

A %d blogueros les gusta esto: