Crónica de una Gala 2 de Operación Triunfo donde primó el reality antes que la música

La Gala 2 de de Operación Triunfo comenzaba tras una semana bastante movida, donde hemos visto más problemillas que vida musical. Y es que en solo su segunda semana de vida OT 2020 ya ha acumulado más "BroncOT" que sus dos ediciones anteriores juntas. Hicieron mella las palabras de Noemí a concursantes que han tenido actitudes de malos tratos a sus compañeros o comentarios con tintes machistas y homófobos que no deberían tener cabida. Las comparaciones son odiosas sí, pero parece que la edición de OT20 ha llegado para retirar esa visibilidad feminista y del colectivo que sus predecesoras llevaron por bandera.

Las actuaciones

Con todo esto empezaba una Gala 2 cuya canción grupal era "I'll be there for You", la intro de Friends valga la redundancia, con la que acabamos contentos pero no mucho.

Las actuaciones de los nominados, Ariadna con su "You Know I'm No Good" de Amy Winehouse y Nick con "Jealous" de Labrinth, demostraron su esfuerzo y trabajo. Suscribo las palabras de un tuitero al decir que "OT es una metáfora de la vida: si tienes problemas emocionales te mandan a tomar por el culo."

El buen rollismo llegó con el primer dúo de la noche a cargo de Bruno y Javy con su "Mucho Mejor" de Los Rodríguez, que añadieron el toque fiestero a la que sería una de las noches más incómodas de OT.

Llegó el turno de Anne y Maialen, unas de las actuaciones más esperadas por ser la primera vez que se cantaría en Euskera. Ilargia, canción mitica, fue defendida por ambas pamplonicas con un sello personal y dos timbres de voz que a pesar de ser muy diferentes, empastaron muy bien.

Rafa y Eli fueron los siguientes en subir al escenario a defender "Bonita" y su ritmo de reggaeton. Siendo objetivos, no fue la actuación de la noche, la poca coordinación, complicidad y voz hicieron mella en su canción.

Tras "Bonita" Operación Triunfo recibió a la srtista Natalia Lacunza, invitada de honor que interpretó "olvídate de mí", su nuevo single adelanto del que será su segundo EP. Hay que remarcar que Natalia Lacunza tiene ese poder de sonar igual en grabación de estudio que en pleno directo, y que eso le hará sin duda ser una de las voces de España en un futuro.

José Irún

Llegó el turno de Eva y Flavio y su "Copenhague" de Vetusta Morla. La verdad, que ambas voces no empastaron bien, y a pesar del intento Copenhague no estuvo muy bien defendida. Los fallos en la voz y entonación de Flavio hicieron mala pasada.

Hugo y Gerard fueron los siguientes en subirse al escenario y ponerlo patas arriba con "Sucker" de los Jonas Brothers. El dúo congenió a la perfección y sacaron a relucir ese aire gamberro y socarrón sin perder ni un momento la entonación. Los falsetes en el estribillo les quedaron perfectos.

"Mediterráneo" de Serrat vino de la mano de Samantha y Jesús, que a pesar de ser una canción difícil de interpretar y más en director consiguieron salvar con creces.

Nía y Anaju trajeron el ritmo latino con "Guantanamera" de Celia Cruz. Se hizo presente sus tablas y poderío sobre el escenario, sin perder el timbre ni la conexión entre ellas ni un solo momento.

Dvicio fueron los segundos invitados de la noche, interpretando "Cinco sentidos" y "Dosis" con un público más que contento, y dando paso a los resultados de la audiencia.

La expulsión

Ariadna fue la primera expulsada de la edición de OT 2020, y aunque se pusiera las pilas esta segunda semana y tuviera una de las voces más prometedoras de la edición, no ha sido suficiente. Como leí en un titular "El castigo de Nina se lleva por delante a Ariadna", y parece acertado teniendo en cuenta que fue la única concursante en ser valorada semanalmente y no por su actuación en la Gala 1.

El jurado: irónico e hipócrita

Flavio se coronó como el favorito de la semana, teniendo la oportunidad de elegir una actuación en solitario o en dúo, beneficio por ser el favorito. Con todo ello, cruzó la pasarela al no resultar nominado por el jurado.

A pesar de recibir críticas negativas por parte del jurado, Flavio logró pasar la pasarela. Por el contrario, Gerard, que recibió críticas positivas, resultó nominado. Las razones fueron "que no se pueden permitir el perder la voz de Flavio", y aunque la frase dejó mucho que desear, resulta irónico e hipócrita por parte del jurado defender la versatilidad y nominarla, y quejarse de no salir de la zona de confort y no arriesgar, y salvarla.

Tras unas nominaciones en las el jurado tiene la oportunidad de nominar sin límites pero parece respetar la tradición de cuatro nominados, estos fueron Anaju, Gerard, Eli y Rafa, siendo la primera salvada por la academia, el segundo por los compañeros en un desempate técnico, y quedando como nominados el dúo de la noche Eli y Rafa.

El OT y el Reality en el que se ha convertido OT

Nos arriesgamos a ver el OT Chat con Ricky Merino y María Escarmiento y Natalia Lacunza como invitadas. Invitadas a las que sinceramente, no se les mostró mucha atención por parte del presentador, aunque tampoco era cuestión de tomar al invitado como protagonista máximo como se hizo la semana pasada. El Chat resultó espeso y aburrido, y una vez más patrocinó las ojeras de una audiencia que se mantiene a la baja con un 12% de share.

La Gala 2 de Operación Triunfo fue la menos musical que hayamos visto. una Gala donde el programa utilizó los problemas de convivencia para mantener despierto al público, convirtiendo en carnaza para buitres a unos concursantes a quien se les vendió como en un reality, y se les dejó "con el culo al aire" con frases e intervenciones que sobraron. Esperemos que OT recupere su naturaleza musical, porque de no ser así tiene los días contados.

A %d blogueros les gusta esto: