La Magdalena baila con el Santander Music

Cambiar el sur por el norte tiene muchas diferencias. Del Low Festival fuimos al Santander Music y las temperaturas se hicieron de notar. Te contamos aquí cómo lo pasamos en el festival norteño con una de las mejores localizaciones, la costa cántabra con el Palacio de la Magdalena a tiro de piedra.

Jueves 1

Para empezar bien el primer día del último mes del verano, acudir al Santander Music no es para nada mal plan. Nos acercamos al recinto a estrenarnos con La Plata, primer concierto de las tres jornadas festivaleras. A pesar de no haber mucho público a esa hora temprana, La Plata acarreó unas filas de fans que coreaban sus temas como si de un llenazo se tratase. La banda ejecutó un concierto excelente con sus canciones punk "Miedo" o "Tu cama".

Cogieron el relevo de La Plata los del nombre raro, Derby Motoreta’s Burrito Kachimba. La banda emergente que arrastra un buen puñado de conciertos trajo al Santander Music su extraña mezcla de rock aflamencado con tintes psicodélicos. Una fórmula que funciona y tiene como resultado un divertido show que no deja a nadie indiferente.

Quizás en otro festival el plato fuerte vendría de la mano de Bad Gyal, pero lo cierto es que el público del Santander Music se resistió a la artista. Dudamos de si hubo prueba de sonido, ya que la actuación no sonó como debería. La artista, aunque ejecutó sus temas con energía y el desparpajo que ya son marca de la casa, no logró conectar con un público donde solo unos pocos se atrevieron a bailar cuando llegó el turno de "Fiebre" o la reciente "Santa María".

Santander Music

La primera jornada del Santander Music vivió su mejor momento con la actuación de Carolina Durante. Los conciertos de la banda han ido de mejor a muchísimo mejor, en cuanto a sonido, como a conexión con el público. A pesar de que los asistentes del jueves no tuvieran muchas ganas de darlo todo, con canciones como "Perdona (ahora sí que sí)" no pudieron resistirse y la corearon pero bien. Pero sin duda, lo más divertido del show fue ver a verdaderos cayetanos santanderinos, berrear a pleno pulmón su canción homónima "Cayetano". Un lujo.

Cerró la primera noche Amatria con su electropop. Buen rollismo es la palabra que define la actuación del artista. Incluso llegó a animarse el público bailando "Chinches" y disfrutando de otros temazos como "Encaja" o "Discordia". Terminando por todo lo alto, el artista invitó a sus amigos al escenario para bailar "El Golpe" por todo lo alto.

Viernes 2

Tocaba madrugar para poder ver la programación de la mañana, en el pasadizo Zorrilla y en el Centro Botín. Ambas localizaciones eran inmejorables, el pasadizo en plena calle de bares y ambiente moderno, y el Centro Botín, en un clásico de la arquitectura con el mar de fondo.

Abrimos estos conciertos de lujo con Kokoshca y Ganges, eran de nuestras recomendaciones y no fue para menos. El rock más castizo y psicodélico de la mano de Kokoshca puso ambientazo en un Pasadizo Zorrilla repleto de gente con cerveza en mano, mientras que el dream pop tranquilo y la voz delicada de Teresa de Ganges nos dieron uno de los momentos más íntimos y tranquilos con el mar de fondo.

Horas después, acudimos a primera hora a nuestra cita con la segunda jornada del festival para no perdemos a Morgan. Les hemos visto en varias ocasiones, pero no sé si la localización o la cercanía por no ser un festival masivo, fue sin duda una de nuestras veces favoritas. Con el mar de fondo, se creó una atmósfera íntima que la voz delicada de Nina arrancó varias ovaciones del publico.

Second, uno de los platos fuertes del festival, se reafirmó como tal al ser unos de los conciertos con más público del mismo. Con un directo enérgico, los de Sean Frutos no se dejaron segundo alguno sin saltar y hacer disfrutar. Con el nuevo "Anillos y Raíces" bajo el brazo, le dieron una presentación exquisita.

Tras los de Murcia fuimos testigos de una de las actuaciones más especiales y originales del festival. De la mano de Mastodonte, regalaron al público un show único donde no solo prima la música, sino también el teatro. Un trabajo conceptual que sin duda ofrece al público una experiencia sensorial y llena de emociones.

Desde Reino Unido se acercaron a visitarnos los cabeza de cartel Kaiser Chiefs. Un grupo que nunca falla en sus actuaciones y siempre dejan un buen sabor de boca. Presentando "Duck" y combinándolo con algunos de los muchos hits que ya tienen, dejaron al público más que satisfecho. El momento cumbre llegó con el trío "Everyday I Love You Less and Less", "Ruby" y "I Predict a Riot", que sin duda, fue el enlace perfecto para ir dando por terminado un concierto de diez.

Terminamos la noche con Cupido que arrastró al público más joven a su actuación. La aventura de Solo Astra y Pimp Flaco trajo consigo la energía a La Magdalena. Canciones como “Milhouse” o "Autoestima" hicieron bailar a los más trasnochadores.

Sábado 3

La última jornada del Santander Music Festival era sin duda la más seductora cargada de indie patrio. Tuvimos de aperitivo a Confeti de Odio. De nuestras recomendaciones, era sin duda la que más ganas de disfrutar teníamos. Para ser un proyecto emergente, está dando mucho que hablar y acumuló un buen número de público, llenando al completo el Pasadizo Zorrilla. De los directos más divertidos, el público coreó y bailó todas las canciones de la banda, desde “Hasta Romper El Móvil” hasta “Hechizo”.

Los conciertos en el recinto los inauguró Tote King, que vino cargado de un directo lleno de hip hop haciendo disfrutar al público en su primera visita al Santander Music.

Llegó el turno de Zahara, que una vez más invitó a esa bestia a cenar con nosotros e hizo un concierto de diez de principio a fin. Tuvo el público más entregado de todo el festival que no dejaba de gritarle "reina" o "todo el barrio pa ti" entre canción y canción. La Astronauta ofreció un show difícil de olvidar donde "Caída Libre" o la increíble "Hoy La Bestia Cena En Casa" hicieron saltar hasta al apuntador. También hubo momentos más íntimos donde disfrutamos de la Zahara de siempre, la más delicada, que nos regaló momentos como "Multiverso" o "Guerra y Paz" junto con Martí Perarnau IV. Zahara mola mil.

De Zahara volamos hasta Carlos Sadness, otro artista mítico en la escena indie española. Un show que siempre triunfa y una apuesta segura, Carlos Sadness ejecutó un atractivo setlist donde todo el público quedó más que satisfecho y se dejó la garganta en canciones como las míticas “Amor papaya”, “Qué electricidad”  o la más reciente "Ahorita". Incluso hubo momentos para invitadas, subiendo al escenario Nita (Fuel Fandango) y Teresa (Ganges).

Fuel Fandango fue la sorpresa más grata de todo el festival. Pocos grupos se crecen tantísimo ante el escenario como este dúo. Desde el minuto cero Nita tomó las riendas de un show que no dejó indiferente a nadie. Un poderío sobre las tablas que les catapultó como uno de los bestsellers de esta edición. 


Cerramos el festival con Elyella. Para una servidora son de los mejores DJs con los que disfrutar, ya sea en sala, en concierto o en festival. Su set, desde el primer tema hasta el último, siempre son himnos, desde los más clásicos hasta el más novedoso o incluso su último trabajo "Medication". Sin duda, es el mejor fichaje para un cierre de festival, pero si les pusieran a hora más temprana, no nos quejaríamos para nada.

Para rematar, las pinchadas de We Are Not Dj’sBitches Deejays Virginia Díaz de Radio 3 entre concierto y concierto han hecho que el Santander Music no pare de bailar en ningún momento.

 

A %d blogueros les gusta esto: