Los fallos en la realización, el poco compañerismo y un jurado dañino hacen que OT se desplome en su Gala 1

La Gala 1 de Operación Triunfo ya auguraba tormentas después de una primera semana en la academia donde un mix de problemas han sido el hilo conductor y la comidilla de las redes sociales. Gente que no ensayaba, concursantes que más que en Operación Triunfo parecen opositar para entrar en El Club de la Comedia o concursantes con malos tratos hacia otros compañeros hacían de este Operación Triunfo 2020 descarriar desde su inicio. Así que no es de extrañar que para la noche de ayer más de uno se agenciara un bol de palomitas para ver la #OTGala1.

 

Las actuaciones

Tras una semana de dudas, los dieciséis concursantes consiguieron sacar adelante la canción grupal que era el medley "Estando Contigo", "Ola, Ola, Ola" y "Tómbola", homenaje a la carrera musical de Pepa Flores (Marisol). Aunque Noemí Galera se encargó de decir que fue de todo menos un homenaje, podía haber sido peor.

Eva y Nick abrieron veda con "Little Talks" que ya mostraba los primeros fallos de sonido y realización que estuvieron presentes durante toda la gala, con micrófonos muy bajos y dispares en los dúos, y una música demasiado alta impidiendo apreciar las voces de los concursantes. Con todo ello, el primer dúo de la noche no estuvo nada mal, aunque quien se encargue de montar el instrumental de las canciones de OT debería ser multado.

Bruno y Maialen fueron una de las sorpresas de la noche. Su versión de "Sinmigo" desprendió una gran conexión que, a pesar de no mantener contacto visual lograron conectar entre sí y con el público.

El intento de colar a Calle 13 y su mítica "Atrévete-te-te", himno titular de la adolescencia de cualquiera, se quedó en intento, ya que aunque Jesús y Eli (más Jesús) intentaron defender el rap reggaetonero del siglo, no lograron convencer al público. Hasta el cuerpo de baile espectacular y dinámico eclipsó al dúo.

Nia y Ariadna eran el dúo que más peligraba de la noche, vista la semana de "plof" que tuvo Ariadna y su casi inexistente ensayo. A pesar de ello, sorprendieron al público con una conexión y una garra sobre el escenario que nadie esperaba con su "Good as hell".

Tras un parón donde Vanesa Martín interpretó "Caída Libre" y se libró de la nominación por ser la invitada de la noche, Javy y Samantha demostraron una potencia y seguridad sobre el escenario, haciendo de "Te espero aquí", de lo mejor de la noche.

Ana Ju y Gerard se subieron al escenario con "Up", y aunque su nerviosismo y algún fallo en letra y notas se hicieron presentes, lograron gustar al público y al jurado por partida doble.

Flavio y Anne defendieron su "Another Love" con una garra y tablas sobre el escenario que hicieron remontar un poco la gala. Aún así, Flavio tocando el piano pareció una mala decisión al crear cierta desconexión entre ambos.

Cerraron las actuaciones de la primera gala de la edición Hugo y Rafa con su versión de "Tu Calorro" y un ambiente de verbenita graciosa que pareció gustar por el buen rollo y conexión que transmitieron.

 

El jurado

OT prometió una edición con más exigencias que nunca, lo cual no estaba nada mal. Hasta llegar a las nominaciones, donde no se vio a un jurado que diera críticas constructivas, ni mucho menos desde la empatía ni el respeto.

Un doble rasero donde se evaluó semanalmente a algunos concursantes y únicamente la actuación de la Gala a otros, y algunas valoraciones que el público no entendió muy bien como las de Samantha o Eli.

Críticas cargadas de condescendencia y malas formas como la de Nina a Ariadna (la mayoría de estas vinieron de la mano de Nina) no ayudan a unos chavales que están empezando en la música y en un concurso musical, sino que desestabilizan y pueden perjudicar psicológicamente. No sabía que OT se había pasado a Mediaset y Tele5.

 

El IVO-IVO-IVO que no es colectivo

Tras salir Eva como favorita, acabar las primeras nominaciones y ser Rafa el primer salvado de la edición con un pleno por parte de los concursantes, Nick y Ariadna quedaron como los dos primeros nominados, que intentaron pasar el mal trago mientras sus compañeros se abrazaban al otro lado de la pasarela a gritos de su "ivo-ivo-ivo, abrazo colectivo", generando caras de estupor en ellos, en el presentador Roberto Leal y en unos espectadores que no se quedaron cortos a la hora de quejarse por redes del poco compañerismo que demostraron.

Todo esto, hizo mella en la Gala 1 de Operación Triunfo 2020, que descendió nuevamente en su share y logró el enfado general de unos espectadores bastante descontentos con la nueva edición.

A %d blogueros les gusta esto: