Mafalda conmemora sus diez años en guerra: Crónica y galería

Tras diez años creando música y creciendo poco a poco, el grupo Mafalda ha celebrado junto a su público los éxitos vividos durante todo este tiempo. La Sala Moon de València, repleta, fue testigo de la conmemoración de un grupo que no ha parado de crecer y luchar a través de su música. 

Salma Jareño

El comienzo de la noche estuvo marcado por el despliegue de un telón blanco que cubría el escenario y en el que se proyectaban imágenes de hechos políticos actuales. En él se pudieron observar momentos de las protestas de mes de octubre en Barcelona o diferentes movimientos feministas a la vez que las voces de Bárbara y Vera empezaban a tararear “X”. Pero el telón subió y comenzó la celebración.

La noche estuvo repleta, además de sus últimos éxitos, de canciones que estaban guardadas en un cajón, como “La rosa”, con la cual Vera dio las “gracias a aquellas personas que forman los pueblos valientes” o “Bombas violetas”, la cual denominaron como “el Bohemian Rhapsody de la terreta” por su larga duración.

Anécdotas como cuando decidieron no acudir Gazpatxo Rock Festival por acampar en el 15-M resurgieron en la Sala Moon, además de invitar al escenario a Juan, diseñador de su merchandising, que solo le hizo falta un caballete, un lienzo y pintura para dibujar el astronauta que forma parte de la trayectoria de Mafalda. Otro de los invitados que fueron participes de la celebración fue Carles de Smoking Souls, el cual subió a cantar con el grupo uno de sus temas, desatando así la locura entre los asistentes.

Salma Jareño

El fin del concierto llegó, pero antes de ello, el telón volvió a bajarse para proyectar imágenes de mujeres con el lema “yo también estoy aquí”. “En guerra” sería la última canción que sonaría.

A %d blogueros les gusta esto: