"Cala Vento nace de la necesidad de componer y tocar música, ya sea en la intimidad o en público"

Con motivo de la celebración del festival Ebrovision, pudimos conocer más de cerca a Cala Vento, un dúo catalán que se está abriendo paso rápidamente en la escena musical nacional.

¿Cómo nace Cala Vento? Ahora mismo estáis en un crecimiento muy rápido, ¿Qué queréis transmitir con vuestras canciones?, si bien son pegadizas y bailables, detrás de esas letras se esconde mucho sentimentalismo.

Cala Vento nace de la necesidad de componer y tocar música, ya sea en la intimidad o en público. Ninguno de los dos sabemos vivir sin poder satisfacer algo aparentemente tan sencillo. Nuestras canciones transmiten nuestras preocupaciones, alegrías o deseos puesto que el primer y más importante destinatario de ellas somos nosotros mismos. Con lo cuál más que transmitir lo que hacen es expresar un estado o emoción que en cuanto es grabado en un disco y publicado, inevitablemente empieza a transmitir. Es algo con lo que pensamos muy a menudo porque tenemos claro que la necesidad de mostrar nuestra música en público también existe, pero de momento no hemos sido capaces de entender hasta que punto.

Anteriormente habéis tocado en otros grupos, pero actualmente sobre las tablas sois dos ¿Cómo y en qué cambia eso?

Es otra manera de hacer, vivir y compartir totalmente distinta. Seguramente la mejor, sino el cristianismo no hubiera inventado el matrimonio. En nuestro caso el propósito no es la reproducción de la especie sino satisfacer una necesidad mutua sin depender de nadie más. Todo son ventajas la verdad y se ha creado un vínculo entre los dos que en una banda de más miembros es muy difícil que se produzca.

¿Creéis que el mundo de los festivales se ha convertido en un negocio? Se habla de una Burbuja festivalera. ¿Veis un inminente pinchazo de la burbuja?

Todo (o casi todo) en la música es negocio, no solo los festivales. La gente que dedica mucho tiempo y esfuerzo a algo quiere recibir una compensación económica por ello, es normal. El problema para nosotros no es tanto que los festivales sean un negocio, sino qué tipos de festivales tenemos en nuestro país.

No hay que generalizar porque hay muchos festivales que llevan años realizando una gran labor, y apostando por grupos menos conocidos pero muy interesantes. Si que es verdad que en España existe una burbuja festivalera con una serie de festivales clonados y vacíos de originalidad, en los que se han dejado de lado la búsqueda de experiencias artísticas que te remuevan el estómago. Creemos que en algún momento el público se va a cansar de eso y que esta burbuja va a estallar y va a haber mucha sangre y muchas tripas.

Son muchos los músicos que se han posicionado y unido al gremio para frenar la corrupción del llamado "fraude de la rueda" de la SGAE, ¿Qué opináis?

Opinamos que de momento nostros ya tenemos suficiente intentando sobrevivir de nuestra humilde banda como para aportar algo a nivel nacional. Somos socios de SGAE y socios de AIE, porque no hay alternativa y porque si no lo eres lo que genera tu música se lo queda otro y eso no es justo. Aleix es autónomo y Joan socio de una cooperativa de músicos y los dos pagamos nuestros impuestos cristianamente. Esta claro que se tiene que cambiar el sistema en españa y asimilarlo a los que hay en europa (como en casi todo, estamos en las anticuados), pero eso se lo dejamos a gente con más energía e ímpetu como Ainara Le Gardon o la Union Estatal de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras. A los cuales agradecemos mucho y animamos a seguir haciendo lo que hacen!

A %d blogueros les gusta esto: