Estrogenuinas: "Para que los nombres pequeños en los carteles lleguen a ser “los que venden los tickets”, hay que darles la oportunidad que se merecen"

Estrogenuinas es un power-trío salmantino, aunque afincado en Madrid que desde inicios de la década se dedican a hacer sonido chirll-out. Con varios trabajos a sus espaldas y numerosos conciertos y pases por festivales, Estrogenuinas se ha ganado el puesto como uno de los grupos punk-rock femenino de la época, aunque ellas no se decantan por ningún género musical. De su último trabajo, Sonido Chirll-Out (Digital 2017) destacan temazos como "M.A.D.R.I.Z o “Nietzsche es mi fetiche”.

 

Improvisad una carta de presentaciónpara quien no os conozca.

En los conciertos siempre nos presentamos como “embajadoras del neofolklore-punkcharro y emisarias del sonido chirll-out”.

 

El She Rock Fest es una apuesta por las bandas de mujeres, totalmente necesaria dado los alarmantes datos de presencia femenina en los festivales. ¿Creéis que la escena cambiará pronto? Sin duda es algo que compete cambiar a la sociedad, ya que se da preferencia a los grupos masculinos desde siempre, ¿no pensáis que debería haber alguna norma que obligara a los festivales a llegar a cierto mínimo de presencia femenina?

El cambio en la escena ya se nota. Cada vez son más los festivales en los que tocan bandas formadas por mujeres, incluso se pone la lupa sobre los que no las tienen en cuenta. En este sentido, hay cierta inquietud. La opinión pública empieza a interesarse y a condenar los festivales en los que la presencia de las mujeres es nula o imperceptible. Creo que casos como la polémica ante la escasa presencia femenina en el cartel del Azkena Rock en 2017 han servido para que programadores y promotores “se pongan las pilas”.

Lo que no veo coherente es que se programe a mujeres simplemente por el hecho de ser mujeres, por cumplir con una cuota. No creo tanto en una norma sino en ser fiel al contexto actual que estamos viviendo, en el que no dejan de surgir formaciones nuevas. Si me programan quiero que sea porque les gusta lo que hacemos y no por que seamos mujeres. Nuestro “género”es la comedia.

Tan solo con que los festivales no programasen siempre a las mismas bandas, se contribuiría a la paridad, por que ya hay muchas formaciones mixtas o enteramente femeninas haciendo cosas muy interesantes. A veces, incluso, la cuestión es la importancia que le das a esas banda en el cartel del festival. Para que los nombres pequeños en los carteles lleguen a ser “los que venden los tickets”, hay que darles la oportunidad que se merecen, y no programarlos a las 16:00 de la tarde cuando aún ni está fría la cerveza.

 

¿Os planteáis algún tema o álbum en inglés?

En nuestra primera maqueta hay una canción en inglés “Roller Girl”, dedicada a las jugadoras de Roller Derby. Además, tenemos en mente un título en inglés para nuestro próximo E.P., aunque las canciones seguirán siendo en castellano. Los juegos de palabras y los dobles sentidos son nuestros cimientos, y en este aspecto, el español es un idioma muy rico. Aunque “Nietzsche is my fetish” tampoco suena mal.

(Elena) Creo que el desarrollo natural de los grupos es acabar cantando en el idioma propio. A pesar de que en Estrogenuinas siempre ha sido así, me parecería ilógico cambiar a estas alturas de la película.

 

¿Colaboraciones que os encantarían?

Los Ganglios nos gustan mucho, estaría bien colaborar con ellos. También cantarnos con El Meister la versión que hace de “Autosuficiencia” de Parálisis Permanente.

 

¿Qué suena en vuestra furgo?

Un disco pirata de L7, el de “Bricks Are Heavy” y el Mother’s Milk de Red Hot Chili Peppers en bucle porque son los únicos dos cds que llevamos en el coche. Cuando tocamos con otras bandas y nos regalan su disco, también los escuchamos.

 

Las bandas emergentes son un pilar fundamental, ¿recomendaciones?

“Los Testículos de Jehová”. Son muy emergentes.

 

¿Cómo definiríais el sonido chirll- out?

Un sonido fresco.

 

Y por último, ¿de dónde viene la extraña obsesión por Nietzche?

Era más conocido que Arniches el comediógrafo y el pareado le sentaba de maravilla. Además, acaba de leer La Filosofía En El Tocador del Marqués de Sade, así que los versos se sucedieron solos.

A %d blogueros les gusta esto: