Marta Sango: "Nos espera mucha música, nostalgia ochentera, diversión y power"

Marta Sango había creado mucha expectación por ser la última de la remesa de triunfitos del 2018 en sacar single. Un año después su single debut ha visto la luz bajo el nombre "Por Ti" y hemos charlado con Marta sobre él y toda la música que se viene.

Para empezar, ¿Cómo surge “Por Ti”? ¿Qué tomas cómo inspiración o musa?

Desde que salí de la academia tenía claro que quería hacer algo de estilo ochentero y fui probando muchas cosas, disco, synthpop, funky...pero nada me convencía, y siempre iba probando con diferentes artistas. Hasta el día que conocí a René y a Luichiboy, cuando llevaba mucho tiempo escuchando a Elton John y les dije que me apetecía mucho una balada ochentera del corte de "Sacrifice" de Elton, que tiene un rollazo increíble.

Al final la canción no es una balada, solo al principio y luego va progresando, pero en el estudio comenzamos a trabajar sobre unos acordes, ritmo de percusión y unas melodías de balada ochentera. Lo primero que surgió fue el estribillo de "Por ti" y a partir de ahí fuimos desarrollando el resto de la letra e historia. Fue un proceso bastante mecánico y metódico en cuanto a la producción porque quería un sonido muy concreto, centrándome primero en el packaging, producción, contenido audiovisual y todo.

“Por Ti” teletransporta a la pura música de los ochenta, consiguiendo esos sonidos de la época y no algo contemporáneo o modernizado. ¿Cuáles crees que han sido las claves para lograr esa esencia ochentera?

Enriquecerse mucho de la música de los ochenta, que ha sido la época por excelencia que he escuchado desde muy pequeña, porque he indagado bastante en el por qué las canciones de los ochenta suenan así, qué tipos de instrumentos se utilizan más, un poco de estudio.

También por el equipo de trabajo, ya que a René y a Luichi les flipa esa música. Al final sabes cómo hacer esa música por la que sientes pasión.

Comienza con un teclado que introduce a una balada ochentera, y que a mitad de canción sorprende transformándose en un pop socarrón que recuerda al italo disco, al glam pop o incluso al pop gamberro nacional. ¿Cómo surge esta transición?

No teníamos pensada una transición de ritmo al principio, ya que pensamos en una balada grande, potente como al principio y su estribillo. Surgió cuando René me propuso doblarle el tempo. Yo al principio tenía un poco de miedo, pero en realidad fue una transición que ocurrió de una manera muy natural y orgánica en el estudio. De repente a mí el cuerpo me pedía un solo de guitarra y un coro, y cómo no, la subida de tono. Al final fue algo muy progresivo.

La producción tiene muchísimas capas, que corren a cargo de René y tiene como resultado de un trabajo muy ambicioso una gran canción. ¿Cómo ha sido trabajar con él?

El trabajo con él ha sido impresionante, porque me ha dejado estar a su lado todos los días, nota por nota, eligiendo qué quiero que esté en la canción y qué no, y a mi sobre todo la producción de la canción era lo que más me importaba de todo, cómo sonase la base instrumental.

Entonces la producción tiene muchas capas, tiene la guitarras orgánicas, los bajos, el coro grabado de manera natural, para el que tuvimos que hacer partituras, el solo de guitarra de Confeti de Odio. Hay muchísimo proceso de producción, es muy gruesa y ha sido una aventura increíble, de mucho trabajo y de pasar muchas horas en el estudio con René, y de cambiar los planes mil veces y sobre todo, que René es una persona muy talentosa.

Como explicó René, muchos de los arreglos corrieron a cargo de tu composición y producción. ¿Cómo ha sido trabajar no solo en la letra y voz de un single, sino meterte de lleno durante meses en todas esas capas?

Con René siempre me he sentido muy capacitada, como alguien que tiene muchas cosas que aportar a la producción solo que no encontraba la misma comodidad con todo el mundo como con René, con quien he sentido mucho cariño y amor al arte. Ha tenido mi opinión muy en cuenta y he sentido una libertad para todo tipo de propuestas. Ha sido un trabajo super divertido y bonito.

View this post on Instagram

es mi cara

A post shared by Marta Sango (@martasango) on

Además de René y Luichiboy, tenemos a Lucas aka Confeti de odio en un solo de guitarra con mucha garra, a Natalia Lacunza en unas segundas voces que empastan a la perfección, y al coro al que pertenecías recreando esos vibes ochenteros. ¿Cómo surgen estas tres especie de colaboraciones?

Todo ha sido muy natural y orgánico. Yo a Confeti de Odio ya le dije que quería meterle un solo de guitarra eléctrica y él mismo se ofreció, así que fuimos al estudio y lo hizo.

En cuanto al coro, se me ocurrió proponer grabar mi antiguo coro, bajamos a Torre del Mar (Málaga) después de hacer las partituras y los grabamos de manera natural. Y con Natalia Lacunza nos dimos cuenta en casa, con una armonía que ella hizo y quedaba increíble, y le propuse que las grabara en el estudio.

El videoclip representa toda aquella estética ochentera llena de matices estrafalarios, colores fuertes y accesorios de gran tamaño junto con la moda de la época pero también mantiene ese corte clásico. ¿Te decantaste tú por llevar a cabo toda esa estética o surge de la mano de Tabaco (director del videoclip)?

Ha sido un trabajo en equipo, yo tenía claro qué vestuario quería utilizar, de hecho en casa hice los bocetos de la ropa que quería ponerme. También tenía claros los colores, y Tabaco me ayudó a desarrollar todas esas ideas y plantear el final, que no teníamos ni idea de qué final ponerle.

Ha sido todo muy bonito porque la primera vez que nos conocimos fue en un bar tomando unas cañas y le conté todas las ideas, y luego ha habido mucha confianza y comunicación y eso es lo esencial. Hay muchos artistas que no se comunican bien con las productoras y es un fallo, también porque hay artistas que no se quieren comprometer en todo el proceso, y aunque sea igual de respetable, en mi caso, creo que el videoclip era algo esencial en mi canción, al perseguir con mi música una estética muy concreta, con el videoclip necesitaba estar a la misma altura e igual de explícito, intenso y exagerado.

En esa nostalgia ochentera, donde se llevaban los LP, ¿seguirás esa línea de sacar discos o te subirás a la ola del golpetazo de single?

No lo sé, porque sí es verdad que ahora quiero sacar un segundo single sin necesidad de una recopilación de canciones, porque me gustaría ir desvelándome poco a poco. Pero sí es verdad, que un disco para mi es algo muy serio, que tengo que tomarme con mucha seriedad y profesionalidad y todavía estoy conociéndome a mi misma. Si en algún momento saco un disco quiero que sea algo muy meditado conmigo misma y con una selección de canciones que tengan mucho sentido entre ellas.

Igualmente, este año sí sacaré un EP o disco, no sé en qué formato, pero habrá muchas canciones nuevas que sigan esta misma estética.

¿Qué nos espera a partir de ahora de Marta Sangó?

Muchísima más música, de hecho estoy deseando sacar el segundo single, porque ya está todo listo, solo falta el videoclip. Mucha música, nostalgia ochentera, diversión, colores y power.

Lo que más me gusta de componer es pensar que luego lo cantaré en directo. El otro día me preguntaron "¿qué es lo que más te gusta de ser cantante?" y respondí que el diseñar y organizar la puesta en escena, todos los elementos y la coreografía.

¿Planeas llevar la estética de Por Ti al directo?

Me gusta pensar muy a lo grande, no soy de acústicos la verdad, pero sí he pensado y he programado algunas cosas sobre esa puesta en escena que tiene que ir acorde a esa intensidad de "Por Ti" y de todos los temas que se vienen y para los que nadie está preparado.

A %d blogueros les gusta esto: