Shushupe: "Mi música es una manera de escuchar todo aquello que hay en la naturaleza y preservarlo"

Con ocasión del BIME PRO (Bilbao), tuvimos la oportunidad de conocer a Shushupe, una DJ que llega desde Perú, y que crea música de una manera muy especial, dando así con sonidos muy característicos que te transportan a la Amazonia.

Para quien no lo sepa. ¿De dónde viene Shushupe? A modo de presentación.

Shushupe es mi nombre artístico y es el nombre de una serpiente, el nombre común de la Lachesis muta, de la amazonia y bueno, yo antes estudiaba ingeniería forestal. En uno de esos viajes encontré a esta serpiente, y al regresar y contárselo a algunos amigos comenzaron a llamarme Shushupe o Shushu.

Cuando comienzo a ser DJ y me gustaba el género tropical y latino not uve que pensarme el nombre dos veces.

¿Cómo pasaste de ser ingeniera forestal a productora musical? ¿Cuál fue el punto de inflexión para decidir dar el cambio?

Cuando yo estudiaba, a mitad de la carrera yo viajaba bastante al interior de la selva, y comencé a nutrirme de la cultural ancestral de la cumbia, que se escuchaba por esos lugares y me encantaban todos sus ritmos. Así que surgió ese interés.

Trabajaba en el bar de un amigo en el que había un DJ argentino que pinchaba rock, electrónica o indie y le pregunté por otros géneros. Así que me ofreció grabar alguna música para pincharla. Se armó una super fiesta y sentí que quería ser DJ. Sentí que iba a fiestas y no me movían, que quería ser yo quien moviera al resto.

 

¿No te da pena en cierto modo no haberte dedicado a la ingeniería forestal?

Bueno, en cierto modo siempre voy de viaje, así que en vez de tenerlo como carrera lo tengo como inspiración donde ir a grabar. Porque en la amazonia siempre hay mitos y cosas. De otra manera siempre estoy ligada a la naturaleza.

Haces música aunando la amazonía y la electrónica. ¿Cómo sucede eso, cómo es el proceso de creación?

Lo interesante es que yo voy a grabar, me quedo en reservas ecológicas, donde escuchas sonidos de aves, insectos, ruidos que no conoces y por ejemplo, a las 5 de la madrugada, hay unos caminos donde subes a los árboles y puedes escuchar mil y un cantos de aves. Es una atmósfera que puedes sacar y convertirla en canción en el estudio. Mi música es una manera de escuchar todo aquello que hay en la naturaleza y preservarlo.

En 2014 salió "Indocumbia", donde plasmas en forma de canciones electrónicas tu experiencia en Indonesia. Desde entonces has viajado mucho y supongo que tus experiencias están en las canciones y sus sonidos ¿Cómo plasmas esa experiencia en los sonidos?

Por ejemplo en "Indocumbia", que estaba en Indonesia, estuve en una especie de villa muy inédita, que me recordaba en cierta manera a la amazonia, pese a tener distinta cultura. La gente, sus mercados donde vendían cds o música tradicional y sonidos de aves, me hicieron inspirar mis canciones. Otro día, por ejemplo, estaba lloviendo, y empecé a trabajar con la computadora en el sonido de la lluvia, pensando que esas melodías quedarían genial con la cumbia.

Por ejemplo en "Tericaya", mi otro disco, plasmo toda la experiencia que viví en la ciudad. Al final, sabía que quería hacer un disco en el que extraer sonidos de aves y ponerle los nombres de esas aves, esa conexión con la naturaleza.

Has tenido la oportunidad de cerrar los juegos Panamericanos y el mundial de fútbol. ¿Qué significa eso para ti? Es una gran oportunidad para enseñar tu música y cultura.

Esa oportunidad fue increíble. Sentía que estaba preparada para ese momento. Hice un set para cuando los deportistas salieran con las banderas, un mix medio andino medio cumbia, también de otros artistas que mezclaran la música andina con la electrónica.

Después para el cierre de fiesta, que hicieron con proyección de temática selvática, también toqué para los atletas y fue increíble. Además de toda la gente que vio ese momento y de todos los medios de comunicación que hicieron eco de la actuación.

¿Fue como un punto de inflexión, no?

Totalmente, después de eso me sonó más el teléfono. Siento que es algo que tenía que pasar, y pasó.

Llevas década y media de trayectoria profesional. ¿Cómo encajaba en la sociedad peruana esta música en sus inicios?

Al inicio yo pasaba música más tradicional, hits de cumbia. También venía de un grupo que hacia covers. Fue una especie de reivindicación de nuestra cultura y sociedades. Después de todo esto se puso de moda, comenzó una movida cultural de música tropical allá por el 2009.

¿Se recibió alguna crítica por fusionar el clásico folclore peruano con la electrónica más moderna?

Puede haber críticas de todo tipo, pero creo que en general le gusta mucho a la gente, sobretodo a los jóvenes. Son canciones clásicas y tradicionales a las que les das ese toque de beats electrónicos y de repente es más contemporáneo, alguien que no escuchaba cumbia, lo hace.

"Indocumbia" y "Tericaya", tus dos primeros discos, se hicieron bajo sello español (folclore netlabel). Ahora estás trabajando en "Iquitos", ¿con sello peruano o español?

Ahora estoy concentrada en cómo encaminar el disco, por lo que todavía no tengo sello. Pero sí me gustaría un sello internacional, por qué no.

¿Qué podemos esperar del nuevo disco?

Creo que la gente está esperando música nueva, porque desde el último han pasado dos años y solo he hecho colaboraciones para discos y compilados, mientras tocaba y viajaba. Tengo ya varias grabaciones de mis viajes a Iquitos, pero lo que quiero hacer ahora es evolucionar el género, conservando la cumbia pero con un toque más tribal, una onda más electrónica, que sí o sí te mueva y te haga bailar.

Ahora en el mercado musical se lleva más sacar en formato single o EP antes que el clásico álbum. La música electrónica, además, se consume rápido. ¿Has pensado en sacar single, o un EP?

Sí, y de hecho, tengo varios en proceso de cerrar. Pero tengo tantos proyectos que primero he de organizarme.

Ahora que has estado viajando a Iquitos, ¿qué has absorbido allí?

Muchas guitarras, sonidos de la ciudad, del mercado, conversaciones de gente. Todavía no lo he contado pero también tengo un montón de vocals de personas trans de Iquitos, que está muy marginada y me pareció interesante incluir sus voces y lo que dicen. Tienen una especie de radio, que un amigo me mandó, y decidí incluir esas voces para dar también de cierta manera un mensaje reivindicativo.

¿Fuera de la pista, ¿Qué escucha Shushupe?

Reggaeton, C.Tangana, Bad Gyal, Rosalía, Bad Bunny, J Balvin, también cumbia y electrónica, grupos como Nicola Cruz, productores de Perú que hacen fusiones. De hecho, tiro totalmente a la onda reggaeton, aunque me gusta de todo.

Para terminar ¿qué se puede esperar de un show de Shushupe?

Una experiencia tropical que te mueve, te deja llevar porque es un ritmo muy exótico.

A %d blogueros les gusta esto: