Operación Triunfo cierra su Gala 4 con unas inexplicables nominaciones y su afán de ser carne de reality

Operación Triunfo 2020 sigue avanzando, pero parece que los errores y disparates de las anteriores galas se siguen repitiendo. Una vez más, las nominaciones y sus argumentos dejan perplejo al público del talent, así como los vídeos incómodos y fuera de lugar que buscan generar salseo y contenido carne de reality, que no aporta nada más que desestabilizar a unos nerviosos concursantes antes de salir a defender sus actuaciones.

Las actuaciones

La gala arrancó con una divertida "Díselo a la vida" canción original del concursante Rafa y dónde los concursantes desprendieron buen rollismo a tutiplé.

 

A pesar del cambio de orden en las actuaciones, Maialen regaló una versión de "Dinamita" donde supo plasmar a la perfección la melancolía tan melódica que caracteriza a La Bien Querida.

 

Por su parte, Nick defendió su nominación con "Thriller" de Michael Jackson, decidió arriesgar con una canción bastante difícil y con la que no salió nada bien parado, gallo incluido, que incluso él mismo reconoció haber hecho.

 

Samantha y Flavio arrancaron gala con "Call me baby" en una versión que el propio Flavio había versionando con anterioridad y donde su voz era protagonista, decisión de la academia. Aún con todo ello Samantha supo sacarle partido a la versión coronándose como la voz titular de la misma.

 

"Bad Girls" de la mano de Nia y Bruno fue el número de la noche, en el que sacaron a relucir todo su potencial haciendo algo más que una actuación de cuarta gala. Otro nivel, sobretodo Nia, quien apunta de forma imparable hacia la final del concurso.

 

AnaJu y Javy salieron de la zona de confort con "Amor eterno" y a pesar de no ser su mejor actuación demostraron la versatilidad y esfuerzo, cosa que debería primar en la academia y el jurado.

 

Tras la actuación de Miki Nuñez y su "Celébrate" este dio su testigo a Blas Cantó, nuevo representante para Eurovisión 2020 tras Miki, y con "Universo", una canción que saca el potencial y buen directo de Blas Cantó pero que queda difuminada por una letra que no dice mucho.

Turno para una de las actuaciones más bonitas de la noche, "Wicked Game", a cargo de Anne y Gèrard, a quienes pusieron esta vez en el punto de mira con un inoportuno e íntimo video antes de actuar. Música cero, querer polémica y share mucho, sería el mejor slogan para esta edición. Con todo ello, lograron uno de los mejores dúos de la Edición.

 

Eva y Hugo no consiguieron brillar lo suficiente con la animada "Esperando" de Nil Moliner. Parece que a Eva le cuesta sacar su característica garra con canciones en español, que en cierto modo se escapan de su estilo o zona de confort. Por su parte, Hugo consiguió salir bien parado, su gran carisma estuvo presente y le ayudó a cruzar la pasarela.

 

Jesús y Rafa fueron los que más polémica generaron en el público. Con una canción relativamente fácil que se adaptaba a la perfección a sus aptitudes vocales, el dúo se marcó una actuación bastante floja, con la que aun así, lograron salvarse de la nominación.

 

Expulsión y favorita

El paso de Nick por la Academia ha estado lleno de altibajo, y quizás le haya pasado factura de cara a su permanencia. Su segunda nominación le costó la expulsión frente a Maialen, quien consiguió permanecer una semana más en la Academia gracias al apoyo del 57% del público.

En cuanto a los favoritos, los tres elegidos fueron Gèrard, Nia y Samantha, siendo esta última la elegida para convertirse en la favorita del público de esta semana. Así, pudo disfrutar de su correspondiente privilegio, que consistía en elegir canción y acompañante, aunque también podía optar por cantar sola. Finalmente, Samantha optó por cantar "Vas A Quedarte" de su idolatrada ex-triunfita Aitana, junto a Hugo.

El jurado

En cuanto al jurado, la semana pasada Portu ya tuvo un desacierto con su valoración a Samantha (aunque en la gala de anoche ofreció una disculpa que seguramente venga de la mano del incendio en redes sociales), la protagonista de la Gala 4 del talent fue Natalia Jiménez, quien una vez más hizo afán de no conocer el concurso, sus concursantes, ni su proceso a lo largo de la semana, nominando por cuestiones que no se habían exigido en la academia y se habían decidido omitir, como pasó con el falsete de Anne.

Así, la gala finalizó con unas nominaciones injustas, que ni siquiera la directora llegó a entender, por lo que no dudó en lanzar algún dardo envenenado al jurado. Anne, Anaju, Eva y Javy resultaron nominados, mientras que Rafa y Jesús cruzaron la pasarela airosos. Noemí comunicó que la Academia había decidido salvar a Anne de su injusta nominación, mientras que los compañeros hicieron lo propio con Eva, por lo que los nominados finales de esta semana fueron Anaju y Javy.

Estamos ante el concurso menos musical de todas las ediciones de Operación Triunfo, dónde el jurado lejos de intentar enseñar a los concursantes, han optado por convertirlos en marionetas a las que criticar por exigencias autoinventadas. Por otra parte, desde la academia parece ser que no quieren arriesgar con algunos concursantes, premiandoles con el mismo registro cada semana, como ocurre con Rafa y Jesús, quienes no han salido aún de su zona de confort.

A %d blogueros les gusta esto: