"Riding Solo": La soledad y la nostalgia en el nuevo vídeo de Hinds

Que Hinds (Ade, Amber, Ana y Carlotta) son una joya casi desconocida en nuestro país es evidente. En incontables ocasiones, la sorpresa, la perplejidad, la duda e incluso la desconfianza han formado parte de las reacciones de muchos de los medios que entrevistaban a las madrileñas, poco sabedores de lo que en realidad tenían ante ellos. Porque claro, no cuenta sin son Hinds las primeras españolas que revientan el Glastonbury, levantan el Coachella (antes de todo, eso sí) y clavan "Garden" en el Late Night de Stephen Colbert.

Cuando comenzaron, con tan solo dos sigles, ya se ganaron a la prensa internacional y ahora, pocos años después y con dos álbumes, "Leave Me Alone" y "I Don't Run", aunque no seamos conscientes, las Hinds han resultado todo un fenómeno internacional. Desde Estados Unidos hasta Japón, el cuarteto madrileño ha recorrido prácticamente todo el mundo a base de furgoneta, cerveza y muchas ganas.

"Riding Solo", su nuevo single, cuenta todo eso invadido de pura nostalgia y soledad. La vida del músico implica carretera y mucho tiempo con uno mismo y eso es lo que intentan narrar las de Carlotta Cosials. "Riding Solo es sobre esto, sobre nosotras, en movimiento perpetuo, estando en todos lados y a la vez en ninguno". 

El videoclip, similar en cuanto a la escenografía al de María Escarmiento, muestra exactamente esa melancolía, ese estar constantemente en un lugar, pero en un lugar desconocido. En un desierto, tirando de una cama y con esa mueca de dejadez, Hinds expresa a la perfección el peso que conlleva la ajetreada vida del artista. Esto, contrapuesto con la ropa casi idílica, llena de colores, da cuenta de ese sentimiento contrapuesto de estar solo, pero aun así, estar en un sueño. 

Escrita en Los Ángeles, grabada en Londres y rodada en Madrid, con "Riding Solo" se ha visto esa madurez en la música de las madrileñas, muy diferente en cuanto a sonido, letra y visualidad de todo lo demás. Con "Leave Me Alone", describieron una ruptura, con "I Don't Run", el amor, y ahora no sabemos qué vendrá con su tercer álbum, pero ha quedado claro que promete, y mucho. Confirmadas ya en el BBK de Bilbao, FIB de Benicàssim y Mad Cool de Madrid, es evidente que este 2020, por muy lejos que hayan estado de casa, las Hinds vuelven y desmuestran que viven "por y para la música".

A %d blogueros les gusta esto: